Blog

La externalización. Una solución para la gestion de los Recursos Humanos en las PYME

La externalización. Una solución para la gestion de los Recursos Humanos en las PYME

Según el informe “Retrato de las PYME 2015” elaborado por la Subdirección General de Apoyo a la pyme, órgano dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el 45,7% de las empresas españolas tienen la consideración de microempresa (entre 1 y 9 trabajadores) y pequeña empresa (entre 10 y 49 trabajadores). Este dato es ilustrativo de la idea de que la mayor parte de las empresas de nuestro país son empresas compuestas por plantillas muy reducidas y ajustadas, por lo que es oportuno entender que estas no están en condiciones de dedicar los recursos necesarios para disponer de un profesional dedicado full time a las tareas de las que venimos hablando, de ahí que quizás un planteamiento de externalización del servicio de gestión de los recursos humanos se adecúe a las necesidades y particularidades de este tipo de empresas.
En muchas ocasiones que una Pyme, se plantee la externalización de la gestión del capital humano, puede suponer poder dedicar una pequeña parte de sus recursos económicos a la gestión de los recursos humanos de una manera profesional y especializada, que de otra forma no se podrían permitir.
Se trata pues, de una manera muy adecuada de lograr una mayor competitividad empresarial así como una mejora de la calidad del servicio realizado, ya que externalizando la gestión, la empresa se asegura de que esta se realizará por profesionales en la materia, lo cual minimiza posibles errores y desviaciones en los objetivos, además de permitir a la dirección de la empresa dedicarse a los puntos clave del negocio.
Tal y como dice el experto Israel Cobo “compartir servicios de RR.HH tiene por objetivo: reducir costes, alcanzar la excelencia de los procesos de negocio y conseguir una mayor consistencia en el asesoramiento del capital humano centralizado que posibilite la dinamización en el desarrollo de políticas de RR.HH” (Cobo, 2011)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *